Esta es la primera entrada del blog y quería remarcar algunos aspectos que creo importantes. Hice esta página, porque cuando tome la decisión de hacer un cambio en mi vida no encontré un lugar en el que pueda hacerme de todas las herramientas que necesitaba. Encontré muchos escritores y conferencistas que me ayudaron mucho y estaré citando. Algunos hablaban de espiritualidad otros de la mente y muchos sobre como relacionarme con el dinero. La información a la cual podemos acceder hoy en día es infinita. Por eso te invito a que no te quedes solo con una opinión, un libro o una persona que te haya interesado, sino que busques segundas opiniones otros autores de otros lugares y religiones para enriquecer este viaje. Y lo más importante, no creas nada de lo que diga nadie. Cada uno habla desde su propia experiencia y lo que interpela a uno puede ser insignificante para otro. Trata de llevar eso que escuchas/lees a tu vida y observa que sentís con eso que te llego.

Leer sobre lo que se conoce como “autoayuda” me ayudó muchísimo. Y si sos de esas personas que no lee nada, quédate tranquilo/a que yo era de esos! En el colegio no leí ningún libro de los que me mandaron a leer, pero hoy si no leo un día siento que me falta algo. Como todo en la vida (y ya vamos a estar subiendo algunas entradas al respecto) es una cuestión de hábitos. Al principio te vas a tener que obligar a leer 15 minutos. De a poco le vas a ir agarrando el gustito y el cuerpo solo te va a pedir un rato de lectura al día. Si el problema persiste, el siglo veintiuno nos permite acceder a los audiolibros. Hay muchos en Youtube y también hay aplicaciones que ofrecen estos productos. Es una muy buena excusa para evitar escuchar las noticias yendo al trabajo/universidad/escuela.
Si te repetís frases como: “No me gusta lo que hago”, “Me cuesta levantarme de la cama y encarar el día”, “Tengo que soportar a mi jefe/profesor/compañero que no me lo aguanto más”, “No disfruto de la vida”, o si crees que estas muy bien con vos mismo, como me paso a mí, pero sentís que algo te falta, que tu vida carece un poco de sentido, no sabes cuál es tu don ni como ponerlo al servicio de los demás o estas en tu zona de confort hace años, ESTE es un buen momento para comenzar un camino interior. La mala noticia es que no termina nunca, la buena es que vas a levantarte cada mañana agradeciendo por un día más, vas a sonreír como nunca y tu corazón va a latir muy fuerte. El viaje no es fácil, pero los frutos valen la pena.

La gran pregunta es: ¿Por dónde empezar? Lo más lindo de esta aventura es que no hay un camino establecido que tengas que hacer. Vas a caminar tu propio camino, descubriendo nuevas personas, libros o autores que te lleven a la próxima etapa de autoconocimiento. Las ganas de conocerte van a ser cada vez más grandes, aunque a veces necesitemos un respiro. Hacer un alto en el camino para descansar, valorar todo lo aprendido y tomar fuerzas para seguir adelante. Mi consejo estar en búsqueda constante, y ese autor/película/documental que te haga vibrar el corazón puede ser la punta del ovillo. Y confía en que lo que tenga que venir, vendrá. Me encontré con personas, videos o cursos en los que dije “¿Como llego esto a mi vida? ¡Justo ahora, que bien me viene!”. No siento que este tocado por una varita mágica, asique estoy seguro que a vos también te va a pasar.

¡No te entretengo más, si llegaste hasta acá muchas gracias por tu tiempo!

¡Te deseo un estupendo viaje interior!